Huawei: Un memorándum de ARM le dice al personal que deje de trabajar con el gigante tecnológico de China

El diseñador de chips con sede en el Reino Unido, ARM, ha dicho al personal que debe suspender los negocios con Huawei, de acuerdo con documentos internos obtenidos por la BBC.

ARM instruyó a los empleados a detener «todos los contratos activos, derechos de apoyo y cualquier compromiso pendiente» con Huawei y sus subsidiarias para que cumplieran con una reciente restricción comercial de los Estados Unidos.

Los diseños de ARM forman la base de la mayoría de los procesadores de dispositivos móviles en todo el mundo.

En un memorándum de la compañía, dijo que sus diseños contenían «tecnología de origen estadounidense».

Como consecuencia, cree que se ve afectado por la prohibición de la administración Trump.

Un analista describió la medida, si se hacía a largo plazo, como un golpe «insuperable» para el negocio de Huawei.

Dijo que afectaría en gran medida la capacidad de la empresa para desarrollar sus propios chips, muchos de los cuales están construidos actualmente con la tecnología subyacente de ARM, para la cual paga una licencia.

Estos se utilizan en las estaciones base 5G y en los servidores informáticos de la empresa china, además de en sus smartphones.

ARM, con sede en Cambridge, había sido descrita como la empresa tecnológica más grande del Reino Unido hasta su adquisición por un fondo japonés. Emplea a 6.000 trabajadores y cuenta con ocho oficinas en los Estados Unidos.

En una declaración del miércoles decía: «ARM está cumpliendo con las últimas restricciones establecidas por el gobierno de los EE.UU. y está manteniendo conversaciones con las agencias gubernamentales apropiadas de los EE.UU. para asegurarnos de que seguimos cumpliendo.

«ARM valora su relación con nuestro socio de muchos años HiSilicon y esperamos una rápida resolución de este asunto».

Huawei ha emitido una breve declaración por su cuenta.

«Valoramos nuestras estrechas relaciones con nuestros socios, pero reconocemos la presión a la que se ven sometidos algunos de ellos como resultado de decisiones políticamente motivadas», afirmó.

«Estamos seguros de que esta lamentable situación puede resolverse y nuestra prioridad sigue siendo continuar entregando tecnología y productos de clase mundial a nuestros clientes en todo el mundo».