conexión ADSL

¿Cuáles son las diferencias entre ADSL y fibra óptica?

De entrada te contamos que ADSL y fibra óptica no son la misma cosa y si acabas de instalarte en una nueva casa y aún no has contratado los servicios de Internet, sería interesante que conozcas las características de ambas para que escojas la que sea mejor para ti. 

Las ofertas adsl y movil están por todos lados en el mercado actual, así que la mejor estrategia es estar en conocimiento de todo lo que contratas para que puedas aprovechar el servicio al maximo. 

¿Qué es el servicio por ADSL?

Este es un tipo de conexión más antigua que el de fibra óptima. Para saber qué tipo de conexión tienes en casa, basta con ver el tipo de cable que pasa por el router o modem. La conexión ADSL está compuesta por hilos de cobre y esta recorre las mismas líneas de la red telefónica. 

El contar con este tipo de conexión tiene sus ventajas, pero también desventajas. La ventaja esencial es que al pasar por la misma red telefónica no necesitas instalaciones adicionales para disfrutar del servicio de Internet y esta llega hasta los lugares más inhóspitos donde haya servicio de telefonía fija. 

La desventaja es que por ser estas conexiones de cobre, las temperaturas suelen afectar la calidad de la conexión, así como también influye la distancia en la que te encuentres con respecto a la operadora que presta el servicio, por lo que esto puede repercutir en la velocidad de navegación, carga y descarga, así como también existe la posibilidad de que no llegues a contar con la velocidad máxima que has contratado. 

¿Y la fibra óptica?

Debido a los avances de las nuevas tecnologías, llegó la fibra óptica con innovadores conexiones a través de hilos de vidrio o plástico. A diferencia de la conexión ADSL, con la fibra sí obtendrás la velocidad máxima de contratación. Sin mucho más que agregar, es más rápida que la ADSL. 

Lo negativo que tiene este tipo de conexión es que debes contratar el servicio de instalación, lo que no es gran cosa, solo se trata de la visita de un técnico a tu casa y por lo general, las compañías operadoras incluyen esto en el coste total que hayas contratado.

Sin embargo, es necesario verificar si la zona donde vives está provista de esta tecnología. Hay zonas rurales donde la fibra óptica no ha llegado y, quizás, pase mucho tiempo más para que esto suceda. 

¿Cuál conexión es mejor?

A la final tenemos que quedarnos con la respuesta: “todo depende”. Pues si bien la conexión de fibra óptica es más veloz, esta puede ser más cara de la de ADSL. También se tiene que tomar en cuenta que si vives en una zona excluyente de este tipo de instalaciones, no podrás disfrutar de tal servicio, por lo que la conexión ADSL se convierte en la mejor alternativa.

Lo bueno de todo, independientemente de cuál sea tu caso, es que las operadoras siempre tienen increíbles ofertas y se esmeran por ofrecer un buen servicio al cliente ya que, entre otras cosas, es uno de los sectores que presenta mayor competitividad en el mercado.