conjuntivitis bacteriana

¿Qué es la conjuntivitis bacteriana? Síntomas y tratamiento

Si debemos hacer mención a uno de los sentidos más importante del cuerpo humano, sin dudas, la vista sería el más resaltante. Cuidar nuestros ojos es prioritario para sentirnos saludables de manera integral, ya que de sufrir molestias en ellos, se generan otros efectos como mareo y fuertes dolores de cabeza. 

Padecer de alguna condición visual es común, tal como la miopía o astigmatismo, solo por nombrar algunas, pero presentar una enfermedad externa y que produzca molestias debe ser tratado como una urgencia y darle también una alta prioridad. En tal sentido, la conjuntivitis es una inflamación que generalmente ocurre por alergias, irritaciones o infección. En este caso mencionaremos  todo sobre la conjuntivitis bacteriana, sus síntomas y cómo debe ser tratada para evitar cualquier tipo de complicaciones. 

Cuando se trata de un conjuntivitis bacteriana esta debe ser tratada con antibióticos tópicos y el diagnóstico es clínico. Dependiendo de su gravedad se puede apoyar el tratamiento con terapias antibióticas sistémicas. 

En su mayoría, las conjuntivitis bacterianas son agudas y las podemos clasificar en conjuntivitis bacteriana crónica por la clamidia o por la Moraxella (esta es muy poco frecuente que se presente) y la conjuntivitis bacteriana de adulto o la neonatal. 

En el caso de la conjuntivitis bacteriana presentada en bebés, esta se produce debido a una infección por clamidia que presenta la madre. Entre un 10 y 40% de los niños nacidos naturalmente por el canal de parto, contraen esta enfermedad si la madre está infectada. 

¿Cuáles son sus signos y síntomas?

Los signos y síntomas de una conjuntivitis bacteriana suelen ser unilaterales, pero también es frecuente que se contagie el otro ojo. Presenta síntomas en común con los otros tipos de conjuntivitis que existen, pero la diferencia más notable es la secreción amarilla o verdosa que dificulta abrir los ojos. 

Los síntomas en adultos aparecen en un lapso de 12  a 48 horas una vez ha sido expuesto a la bacteria, y son los siguientes: 

  • Inflamación de los párpados
  • Lagrimeo constante
  • Secreción purulenta 
  • sensibilidad a la luz
  • Sentir que hay un cuerpo extraño dentro del ojo

Todos estos síntomas juntos indican que se está en presencia de una conjuntivitis bacteriana y es necesario tener muy claro que es una enfermedad sumamente contagiosa, por lo tanto se deben tomar medidas especiales para mantenerla controlada. 

Para evitar una transmisión de la enfermedad, los médicos deben usar desinfectantes para lavarse las manos y desinfectar inmediatamente el equipo que se ha utilizado para examinar al paciente. 

Entre tanto, los pacientes deben: 

  • usar desinfectante y lavarse continuamente las manos después de tocarse los ojos 
  • Si es solo un ojo el infectado, evitar el contacto con el que está sano
  • No compartir almohadas, mantas o toallas
  • Evitar el maquillaje y mucho menos compartir brochas o pinceles. 
  • No nadar en piscinas 

Si se trata de una conjuntivitis viral, por lo general los médicos indican un tratamiento con colirios que contengan moxifloxacina unas 3 veces al día por 7 días. De lo contrario, lo necesario es hacer cultivos y los respectivos estudios de sensibilidad.