Masajes eróticos y tántricos

Masajes eróticos y tántricos: una experiencia que tienes que realizar antes de morir

Sin duda alguna, hay ciertas actividades que siempre nos han llamado la atención, bien sea por ser extremas o bien por ser placenteras. Por lo tanto, resultará muy satisfactorio disfrutarlas mientras se pueda, desde masajes para aliviar el estrés a otros que buscan un placer más orientado a lo sexual.

¿Por qué disfrutar de un masaje erótico?

Una de las cosas que puedes hacer en tu vida, al menos una vez en la vida, es disfrutar de unos masajes eroticos en hotel, ya que serán sin duda alguna, una experiencia totalmente satisfactoria. 

Además, es una buena manera de explorar el placer sexual de una manera diferente, más intensa y diferente, ya que podrás conseguirlo a través de manos experimentadas.

Los masajes eróticos realizados en un hotel son una excelente opción si quieres hacer algo atrevido, y que a la vez pueda relajarte y hacerte sentir vivo lejos de las miradas de otros.

Actualmente, la manera de sentir el placer sexual es muy distinta, así que no puedes dejar pasar por alto esta oportunidad de convertirlo en algo memorable que seguro que recordarás durante mucho tiempo.

Tipos de masajes eróticos

Estas agencias de masajes eróticas tienen una gran variedad de masajes que ofrecen en sus sesiones, siendo posible elegir entre el Tantra Express, el cual incluye un masaje relajante, cuerpo a cuerpo ligero y termina con técnicas lingam para que el cliente alcance un orgasmo.

También está el Tantra Karma, el cual emplea aceites esenciales y donde la masajista usará algunas zonas de su cuerpo para relajar al cliente y para que este pueda terminar con un orgasmo placentero.

Asimismo, el cliente puedes escoger el Tantra Shiva, con un cuerpo a cuerpo muy intenso, dado que la masajista moverá su cuerpo sobre el tuyo, ofreciendo un masaje muy relajante y estimulante.

De igual manera está el Tantra Kundalini, donde dos masajistas se encargarán de proporcionar caricias para relajarte y darte placer, mientras pasan sus cuerpos por sobre el tuyo, para que alcances una experiencia inolvidable.

Otro masaje que suele realizarse es el llamado Bindu Doble Estimulación, donde se comienzan con técnicas lingam para que el cliente alcance un orgasmo, aumentando poco a poco el placer para después ofrecer otro orgasmo mucho más placentero y duradero, potenciándolo para que alcance el éxtasis.

Y por último se encuentra el Tantra Eros, el cual se puede aplicar en parejas que desean compartir esta placentera experiencia, realizando el masaje con un cuerpo a cuerpo ligero para finalizar con técnicas que les harán alcanzar un orgasmo muy satisfactorio.

Todas las masajistas cuentan con amplia experiencia en este campo, ofreciendo un servicio no solo de gran calidad sino también muy discreto.

Masajes que usan tu energía para relajarte

Por otra parte están los masajes tántricos, los cuales tienen una finalidad un poco más alejada del placer sexual, sino que tratan de aliviar el estrés, ansiedad y tensión del cuerpo del cliente por medio de técnicas de masajes que buscan el balance de las energías.

Estos masajes son rituales que se enseñan en los tantras, los cuales cuentan también con una energía sexual muy intensa. Este debe realizar sin prenda alguna y usando aceites calientes. Los masajes son suaves y lentas caricias, los cuales van estimulando diferentes áreas del cuerpo.

Son ideales para conservar el balance entre lo físico y mental, dada que es una técnica para relajar que ayudará a la persona a conseguir ese equilibrio. De igual manera, los distintos métodos que se emplean durante estos masajes, tienen un efecto considerable cuando se trata de reducir los niveles de estrés y ansiedad en la persona.

Por lo tanto, contribuye a que el estado de ánimo y relajación de la persona mejore, contribuyendo a que durante las sesiones de masajes la persona pueda mejorar su respiración, dado que durante la sesión esto es de suma importancia para que puede deshacerse de las malas energías, la ansiedad, tensión y recuperar el balance.

Para las parejas es perfecto dado que ayuda a fomentar su relación física y afectiva, aumentando el deseo sexual por el otro por medio de una práctica distinta que podrá llevarlos a un orgasmo más placentero.

Sin duda alguna  estos dos masajes guardan muchas semejanzas entre sí, siendo ambos exploradores de la relajación y del placer sexual. Por lo tanto son sesiones que no puedes perderte y que debes disfrutar por lo menos una vez en tu vida, ya que estamos seguros de que repetirás.