controlar diabetes tipo 2

Los pilares para mantener la diabetes tipo 2 bajo control

La diabetes es una enfermedad crónica grave pero que puede ser perfectamente controlada si modificamos algunos aspectos esenciales en nuestro hábitos y estilo de vida en general. Hay varios tipos o niveles de esta enfermedad, siendo la diabetes mellitus tipo 2 la que se caracteriza por ser hiperglucémica y generar resistencia a la insulina. 

Tal como lo veníamos mencionando, haciendo importantes cambios en hábitos y estilo de vida, es posible mantener controlada la enfermedad, para ello existen 3 pilares fundamentales. El primero tiene que ver con el tratamiento farmacológico, el segundo corresponde a la práctica de actividad física de forma regular y el tercer pilar, mantener una alimentación controlada. 

Ante este último pilar, es importante tener claro que para los pacientes con diabetes no está prohibido ningún alimento persé, sin embargo, hay que mantener un control de las raciones de carbohidratos que se ingieren. 

Por lo pronto, lo esencial en primera instancia es que, una vez la enfermedad haya sido diagnosticada por un especialista médico hay que llevar a cabo toda esta serie de recomendaciones que detallamos a continuación. Todos tienen que ver con los pilares ya nombrados. 

Aceptar que somos pacientes y convivir con la diabetes

Es normal que una persona que haya sido diagnosticada recientemente con una enfermedad de este tipo, pase por diferentes etapas psicológicas como la negación, la depresión o el desánimo, pero una vez que se pasa a la etapa de aceptación, este se convierte en el momento preciso para hacer todos los ajustes necesarios en el proceder diario, para convivir con la diabetes y que esta no gane la batalla. 

Una de las primeras acciones que resultan positivas para llevar a cabo el proceso de la mejor manera es mantenerse informado sobre todos los pormenores que involucran la enfermedad, desde su concepto básico, tratamientos más efectivos, cambios corporales que se experimentan, entre otros. 

De esta manera será mucho más sencillo para el paciente sobrellevar la enfermedad y adaptarse a su nueva condición. 

La nutrición debe cambiar

Es bien sabido que la ingesta de alimentos con altos contenido de azúcares, carbohidratos y alimentos ultraprocesados, deben mirarse con mucho cuidado si se padece diabetes. Poder adaptar la alimentación a esta condición es esencial para controlarla. Sin embargo, esta no debe ser tan diferente a la de una persona que sostiene una nutrición sana y balanceada. Igualmente se come de 3 a 5 veces al día, solo haciendo variaciones  o sustituciones de alimentos con altas cantidades de hidratos de carbono. 

Es necesario que el paciente esté en plena conciencia de que la correcta alimentación forma parte imperativa de su tratamiento. 

Controles fundamentales

Otras adaptaciones a la forma de vida de un paciente con diabetes son necesarias si se quiere tener esta enfermedad totalmente a raya y controlada. Estas son: 

  • Mantener una buena hidratación
  • Hacer ejercicio de forma regular ya que trae importantes beneficios como mejoramiento de tensión arterial, mejor función cardiovascular, valores adecuados de colesterol, entre otros. 
  • Mantener un control permanente de la glucosa en sangre y actuar oportunamente en caso de presentar episodios críticos de hipoglucemia 
  • Evitar complicaciones
  • Mantener cuidados los pies
  • Realizarse revisiones oftalmológicas periódicamente 
  • Respetar horarios y dosis de medicamentos prescritos por el especialista tratante.