cuando necesitamos gafas

Cómo saber que necesitamos gafas

No es fácil el saber en qué momento exacto de nuestras vidas necesitamos gafas, muchos menos admitir que tenemos un problema de visión. Incluso muchas personas son renuentes a usar anteojos, aun sabiendo que los necesitan.

Los anteojos siempre se han tenido como última instancia cuando ya no soportamos los síntomas de la pérdida de la visión. Pero tener anteojos puede mejorar muchísimo nuestra calidad de vida, ya que mitigaría muchos dolores de cabeza, de la vista, entre otros problemas relacionados con la falta de visión.

Hay una falsa creencia de que si vamos al oftalmólogo, este nos indicará inmediatamente con sus pruebas que debemos usar gafas, es por ello que tenemos una selección de síntomas y problemas que podremos recolectar y así ir justo a tiempo a la cita con el doctor.

La visita al doctor es recomendada inclusive si no se padece de los siguiente síntomas, no está demás que los descarte un experto de la salud. Si no somos de los que nos gusta ir al médico de forma preventiva, aquí tenemos una recopilación con todo lo que debemos saber.

Necesitamos gafas si nuestros ojos…

Empezamos a tener una visión borrosa, bien sea al observar objetos a corta o larga distancia, si estos vienen acompañados de dolor de cabeza, lo más recomendable es ir inmediatamente al doctor. Esto aplica para cuando estemos leyendo algún libro o estemos en el computador.

Si con frecuencia necesitamos frotarlos con las manos, también es un síntoma de que necesitamos gafas, bien sea por una fatiga ocular o una conjuntivitis alérgica. Se debe tener mucho cuidado, ya que nuestros ojos son un lugar del cuerpo altamente delicado.

Al leer un libro, periódico o una etiqueta necesitamos acercar el objeto mucho a nuestro rostro. O si en caso contrario necesitamos alejar el brazo para leer las letras desde mayor distancia. Esto es indicativo infalible de que necesitamos ir al médico pronto antes de que la vista se nos siga deteriorando.

Presentan problemas para ver objetos o manejar de noche. Esta es la más delicada de todas puesto que supone un riesgo muy grande y no debemos pasar por alto. Pudiera tratarse de problemas de cataratas o de miopía.

cuando necesitamos gafas

Problemas de la vista que requieren el uso de gafas

Una de las principales afecciones es la miopía, la cual no se trata más que cuando podemos ver con claridad objetos que se encuentran a corta distancia de nuestro cuerpo, pero nuestra visión cuando estos están a una distancia mayor se torna borroso.

Caso inverso ocurre con la hipermetropía, en donde no podemos enfocar de manera correcta objetos a corta distancia, no obstante de lejos nuestra visión es perfecta. Ambos problemas pueden arreglarse sencillamente con las gafas adecuadas.

El astigmatismo afecta a todas las personas, a muchas de manera leve y a otros de forma más severa. Ocurre cuando la retina no puede distribuir la luz externa por toda su superficie de manera uniforme, produciendo que las cosas se vean algo deformadas. Solo en los casos más pronunciados es recomendable el uso de gafas.

Por último, la presbicia, la cual con el tiempo nos terminará afectando a todos, ocurre porque el ojo pierde su flexibilidad con el uso y el paso del tiempo. Ocurre por lo general en sujetos mayores a los 38 y 42  años de edad, aproximadamente.

Afecciones de la vista que no se arreglan con gafas

Existen algunas enfermedades en el globo ocular que no podremos corregir con el uso de gafas. Muchas de estas son propiciadas por la edad, dado que es un órgano que se va degenerando con el paso del tiempo y los años.

Entre estas tenemos las cataratas, las cuales dependiendo del nivel que se encuentren pueden corregirse por medio de operación quirúrgica, el glaucoma y la degeneración macular. 

Sin duda, esta es una enfermedad por la que debemos pedir una cita al oftalmólogo lo antes posible, ya que de no ser tratada, podría significar la pérdida total de la visión.