mejores copas para el vino

Construir tu propia bodega: un sueño que puedes hacer realidad

Disfrutar de un buen vino es una experiencia muy gratificante, sobre todo, si cuentas con tu propia bodega en casa, donde vivir esta afición.

Si te gusta disfrutar de una buena copa de vino, seguro que más de una vez has pensado en lo bueno que sería poder tener tu propia bodega en casa. Un espacio en el que guardar botellas de cosechas y variedades diferentes, a la espera de que algún día, las quieras abrir y disfrutar.

Es verdad que puedes tener las botellas guardadas en algún lugar de la cocina, pero hay que reconocer que tener un sitio específico para disfrutar del vino aumenta aún más las sensaciones. Por eso, es probable que sueñes con tener una bodega. Veamos algunas pautas para conseguirlo.

La ubicación, muy importante

Lo primero en lo que hay que pensar es en el lugar en el que estará tu bodega. Es fundamental que esté lejos de fuentes de calor o frío extremo, ya que los cambios bruscos y las temperaturas extremas pueden alterar las características del vino. Lo ideal es un lugar en el que las condiciones de temperatura varíen poco, y que haya cierto grado de humedad. Si tienes un sótano, ese puede ser el rincón perfecto para tu bodega.

Para mejorar el aislamiento y dar un toque acogedor a la bodega, puedes comprar madera de buena calidad y revestir las paredes. Así tendrás una decoración rústica tradicional, perfecta para recibir a tus visitas y servirles una copa de vino.

Escoge bien el mobiliario

Las botellas de vino deben estar bien almacenadas en estanterías, tanto para saber dónde está cada una, como para que puedas saber de cuánto espacio dispones para aumentar tu colección.

Además, algunas botellas estarán mejor en determinadas condiciones de temperatura que otras, de modo que deberás tenerlo en cuenta a la hora de colocarlas.

Es probable que poco a poco tengas una bodega importante, con muchas botellas. Y si has colocado estanterías altas, necesitarás escaleras plegables para poder acceder a todas ellas, ya que además, este tipo de escaleras se pueden guardar fácilmente y no suponen mover un excesivo peso al ser de aluminio. Te harán falta para esto y para comprobar de vez en cuando que todo está en buenas condiciones.

Si tienes suficiente espacio, puedes colocar una mesa y taburetes para sentarte y disfrutar de esa botella que acabas de abrir. Es ideal para invitar a amigos y sorprenderlos con tu bodega en casa.

Los accesorios

Alrededor de la cultura del vino hay una gran cantidad de detalles que marcan la diferencia. Algunos de ellos tienen que ver con la forma en la que se abre, sirve y degusta el contenido de las botellas.

Por ejemplo, tras la apertura es necesario que algunos vinos se oxigenen, y para eso hace falta un decantador de cristal. Puedes encontrar varios modelos, así como una explicación del tipo de vino para el que son recomendables, en la web https://aficionadovino.com/los-mejores-decantadores/.

Es evidente que para poder abrir las botellas y verter el vino en el decantador, hace falta un sacacorchos. Hay muchos modelos, algunos de ellos clásicos y otros modernos, como los eléctricos. En cualquier caso, lo importante es poder sacar el corcho completo y sin romper, para evitar que un mal movimiento arruine la experiencia.

Otro tipo de accesorios imprescindibles para disfrutar del vino son las copas. El tipo de copa en el que se sirve puede hacer que se destaquen unos matices u otros, y aunque hay quien disfruta igual de beber en un vaso normal, las copas le dan un toque elegante que hace más agradable la experiencia.

¿Cómo debe ser una buena copa de vino? Lo cierto es que el cristal tiene que ser muy fino y transparente. Las mejores copas para el vino son estas, y merece la pena invertir en ellas, para convertir tu bodega en un auténtico templo de la degustación. Cuando pruebas el vino en una copa de buena calidad, el resto no te sabe nunca igual.

Como puedes observar, no es tan complicado hoy en día poder crear de forma personal una bodega propia en el hogar, gracias a la gran cantidad de accesorios y mobiliario disponibles en el mercado actual, siempre teniendo en cuenta previamente la disponibilidad de espacio para poder disfrutar de la misma de la mejor manera. ¿Dónde piensas poner tu nueva bodega?