cama articulada

Beneficio del uso de una cama articulada

Mucho se habla de las camas, puesto que son el elemento del mobiliario de los dormitorios donde se duerme y se pasa al menos un tercio de la vida. Sin embargo, pocas personas le prestan atención al tipo de somier que se utiliza, por lo que es necesario hablar sobre el tema y establecer los beneficios de una cama articulada.

Un somier tradicional se encuentra fabricado en un material rígido, el cual facilita que se pueda colocar un colchón encima. No obstante, este tipo de somier se ha ido dejando de lado, puesto que la evolución tecnológica ha favorecido la creación de somieres articulados, propios para personas de distintas edades y condiciones de salud.

Camas articuladas

En general, este tipo de camas son muy comunes en hospitales o sitios de jubilados, puesto que facilita la movilidad de una persona que cuente con movilidad limitada. A pesar de ello, su alta utilidad ha hecho que los somieres articulados sean ahora una opción para tener en casa.

En este sentido, en https://www.lacamageriatrica.com/ saben mucho del tema, dado que son fabricantes directos de este tipo de camas, ofertando su producto a todos los interesados en su comodidad. Entre sus productos, las camas articuladas presentan un apartado especial, debido a que poseen modelos individuales, matrimoniales y de distintas alturas, satisfaciendo a cualquiera que desee una cama de este tipo.

Beneficios de las camas articuladas

Puede que no todo el mundo pueda ver cuáles son los beneficios de este tipo de somieres, puesto que se han centrado en que ésta es una cama destinada para los enfermos. Por este motivo, lo mejor es que se conozcan todos los pormenores que pueden ofrecer, con el fin de que esa creencia se quede en el pasado.

Facilita realizar algunas actividades

Contar con un somier articulado puede permitir que una persona realice algunas actividades acostado de manera más cómoda. Esto supone mantener la cabeza un poco más elevada que el cuerpo, para permanecer semiacostado.

Entre las actividades que se pueden llevar a cabo se encuentran leer un libro, utilizar el portátil o la tablet y ver televisión, todo de mejor forma y sin tener que estar incómodo.

Postura para dormir

El descanso durante el sueño es determinante, permitiendo que tener un somier articulado sea una alternativa interesante, sobre todo para aquellas personas que tienen por costumbre dormir boca arriba, se encuentren embarazadas o tengan problemas para respirar por la noche.

El poder tener elevadas las piernas o la cabeza unos cuantos grados puede llegar a favorecer enormemente el descanso, repercutiendo en toda la vida de dicha persona.

Puede ayudar a la relajación y el control de malestares

Existen camas articuladas de gama alta que cuentan con sistemas de masajes en ciertos lugares, lo cual mejora mucho la experiencia de uso. Estos masajeadores pueden ayudar a eliminar el estrés y fomentar el descanso.

De igual manera, gracias a que se puede elevar la cabeza, se puede llegar a aliviar problemas de acidez, reflujo y expulsión de gases.

Mejora la circulación de la sangre

Mantener las piernas en alto durante un tiempo determinado puede mejorar mucho la circulación de la sangre, evitar el hinchamiento de los pies y aliviar el dolor de algunas lesiones deportivas como una torcedura de tobillo. Esto es muy beneficioso para el organismo, logrando que una persona tenga una vida mejor.

Facilita el salir de la cama

Cuando de personas mayores se trata o que tengan problemas de columna, el salir de una cama tradicional puede ser un poco complejo. En cambio, con el uso de una cama articulada, éste ya no será un problema. Solo se deberá elevar un poco la cabeza y listo.

En comparación con los somieres tradicionales, las camas articuladas guardan una gran cantidad de beneficios, contando con una buena cantidad de modelos y precios en el mercado, para que cada persona elija según sea su gusto.