tipos de pensamiento

Cuáles son los tipos de pensamiento

La mente humana ha sido objeto de estudio durante muchísimos años. Esto, movido por lo complejo que resulta entender al ser humano, ya que cada uno demuestra realmente que, “cada cabeza es un mundo”.

En medio de esto, siguen surgiendo distintas vertientes que abordan este tema, cada uno buscando entender el comportamiento humano, con el estudio de sus acciones. Resulta que, para algunos individuos, el análisis de soluciones ante circunstancias diarias es bastante productivo, pero para otros, no les resulta tan sencillo, ya que se “bloquean” ante los escenarios que no esperaban enfrentar.

Ahora bien, definir realmente lo que pasa por la mente de cada individuo, resulta imposible, pero si se ha podido, luego de años de estudio, analizar y describir los distintos tipos de pensamientos que pueden abordar el cerebro humano.

Recordemos que, para los creyentes, el ser humano es un ser tripartito: cuerpo, alma y espíritu. El cuerpo representa la carne, el espíritu es el regalo de Dios al nacer, que nos une a su Espíritu Santo, y el alma, representa el campo de batalla de la mente, las emociones y los sentimientos. Este terreno es el que abordaremos, con la finalidad de presentar de una forma clara, sencilla, objetiva y subjetiva los distintos tipos de pensamientos que pueden surgir en momentos determinados.

tipos de pensamiento

Tipos de pensamientos

Empecemos por entender que los pensamientos pueden ser de diferente índole, y que estos se harán presente en nuestra mente de acuerdo a como sea necesario, es decir, de acuerdo a las circunstancias que se nos presenten. Además, debemos entender que, no todos los seres humanos desarrollamos a totalidad los distintos tipos de pensamientos a abordar a continuación. Muchos adjudican este hecho a los astros, de acuerdo a la fecha en que la persona nació, otros al método de crianza, y otro grupo relaciones este hecho incluso con si la persona es zurda, derecha o ambidiestra.

  1. Pensamiento deductivo: ante los distintos escenarios que nos encontramos, siempre se da pie a la inferencia sobre temas relacionados. Es esta inferencia que hacemos sobre momentos determinados, lo que se conoce como pensamiento deductivo. Por ejemplo, al conocer a una persona, y notamos inmediatamente que no habla nuestro idioma, digamos español, sino que en cambio habla inglés, inmediatamente deducimos que la persona no es de ningún país de habla hispana.
  2. Pensamiento inductivo: esta clase de pensamiento no deduce ideas, sino que las crea, es decir, induce a nuestra mente, conclusiones sobre casos específicos. Por ejemplo, al observar distintas especias de peces, que se dirigen en una misma dirección, nuestros pensamientos nos hacen ver que los peces, sin distinción de clases, o especies, andan en cardumen.
  3. Pensamiento analítico: su nombre evidencia la esencia de este tipo de pensamiento. Es la capacidad de análisis mental que tiene cada persona, para hacer frente a las distintas situaciones de la vida. Este puede estar fundamentado en conocimientos previos sobre el área que se está analizando, o simplemente buscar concluir una solución sobre un tema totalmente nuevo para la persona. Un ejemplo claro de este, es al enfrentarnos ante un problema matemático, en el área de estudio, donde el cerebro inmediatamente conecta el pensamiento analítico, con la memoria, a fin de llegar a una conclusión probable sobre el problema, o simplemente, en nuestro día a día, al intentar cruzar la calle, calculando la distancia que debemos cruzar, el carro que viene en dirección a nosotros, y la velocidad a la que este se desplaza, para que, en base a esto, poder analizar si nos dará tiempo cruzar, a que velocidad debemos hacerlo, o si debemos esperar una oportunidad mas sencilla para cruzar sin riesgos.
  4. Pensamiento creativo: este se basa en la creación de nuevas ideas y soluciones únicas ante las situaciones inéditas que enfrentamos día tras día. Este se ve evidenciado claramente en las artistas y artesanos, quienes ponen en práctica día a día su creatividad, para ofrecer obras únicas. O también, algunas personas lo muestran al crear soluciones que para él son evidentes, ante situaciones que otros no logran ver salida. Por ejemplo, las distintas ideas alternas que usan los electricistas para resolver los problemas de electricidad una plancha a vapor por ejemplo.
  5. Pensamiento suave: este tipo de pensamiento es el comúnmente usado en la filosofía. Se hace uso de distintas figuras literarias, como la metáfora, a fin de explicar algún comportamiento humano, como, por ejemplo, la conducta sexual en los adolescentes, a través de ideas que a simple vista no son del todo claras.
  6. Pensamiento duro: este pensamiento se fundamenta primordialmente en conceptos y paradigmas claramente establecidos, para evitar así las contradicciones. Este está vinculado estrechamente con los pensamientos científicos sobre un tema, ya que estos deben tener un fundamento sólido, para así evitar que la teoría presentada a través del pensamiento sea fácilmente refutada.
  7. Pensamiento divergente: con frecuencia encontramos el uso de las mismas palabras para definir aspectos o ideas totalmente distintas. Por ejemplo, algunos definen como natural, a un aborto no provocado, pero de igual forma definen como natural, al agua sin ningún tipo de excipientes. Detectar este fallo solo es posible, usando el pensamiento divergente.
  8. Pensamiento convergente: al lograr conectar eventos o hechos ocurridos anteriormente, que tiene o guardan relación entre sí, estamos en presencia del pensamiento convergente. Por ejemplo, una mujer que sospecha de la infidelidad de su marido, comenzará rápidamente a “atar cabos” buscando todos los acontecimientos que se relacionan entre si, hasta llegar a la conclusión que espera llegar.
  9. Pensamiento mágico: es el pensamiento que se despega totalmente de la realidad que se vive. Muchos creen que se hace presente únicamente en la etapa infantil, pero la verdad es que muchos adultos aún desarrollan su pensamiento mágico día tras día.

Add comment