alarmas sin cuotas

¿Son efectivas las alarmas sin cuotas?

Las alarmas sin cuotas son una alternativa más económica que las alarmas que sí las incluyen. Estas tienen la característica de no estar conectadas a una central receptora de alarmas. Por tal motivo, no cuentan con una intercomunicación directa con organismos de seguridad y tampoco con soportes técnicas especializados. 

Una alarma sin cuotas se compone principalmente por equipos encargados de detectar movimientos y por cámaras de vigilancia que deben ser previamente instaladas. Estas se colocan en sitios estratégicos alrededor de viviendas, establecimientos o locales comerciales. Con este sistema solo se debe hacer una inversión inicial y no son necesarias las permanencias. 

Pero, ¿son altamente efectivas? Es bajo este cuestionamiento que vamos a describir algunas ventajas y desventajas para determinar el grado de utilidad, funcionamiento y sobre todo, seguridad, que estas tienen para el recinto donde hayamos decidido instalarla. 

¿Cuánto cuesta una alarma sin cuotas?

El precio de este sistema dependerá de algunos factores importantes, entre los que destacan, la empresa que ofrece o distribuye el equipo, la calidad de sus componentes y la cantidad de elementos que se desean instalar. Sus costes pueden estar entre los 60 a los 500 euros, aproximadamente. 

Funcionamiento de las alarmas sin cuotas

A pesar de lo que muchos pueden pensar acerca de este sistema de seguridad, una alarma sin cuotas estará en la capacidad de detectar intrusos, activar sirenas y enviar avisos de alarma al dispositivo móvil del propietario del inmueble.

En este caso, será el mismo propietario quien analice la veracidad y gravedad del reporte enviado y decida si es necesario avisar a los cuerpos de seguridad, de tratarse de un caso de emergencia. 

Comparativa, ventajas y desventajas de las alarmas con cuotas y sin cuotas

Para poder determinar las ventajas y desventajas de una alarma sin cuota, es necesario hacer una comparativa con su contraparte, en este caso, las alarmas con cuotas.

El precio

El precio de las alarmas sin cuotas, tal como lo mencionamos, es mucho más bajo que el de las alarmas con cuotas. A estas segundas hay que añadirles la cuota mensual del servicio que oscila entre los 30 y 40 euros.  Por tal motivo, se considera que, en cuanto al precio, las alarmas sin cuotas muestran una importante ventaja. 

La seguridad 

En comparación con las alarmas con cuotas, se presume un nivel de seguridad inferior, por no contar con la conexión directa con la central receptora de alarmas. Además, no cuenta con el servicio de mantenimiento. Por esta razón, se califica este aspecto como una desventaja. No obstante, la opción de enviar reportes al móvil, permite a los propietarios estar al tanto de lo que sucede en el hogar en tiempo real. 

Su versatilidad 

El mercado de estos equipos es muy amplio, por lo que es posible escoger entre los mejores modelos y marcas. Sin embargo, no todos tienen una aplicación móvil, pero el nivel de exigencia por parte de los usuarios que prefieren este tipo de tecnología, ha hecho que en su mayoría, sus fabricantes las contemplen y las incluyan.

Otro factor que puede verse, de alguna manera, como una ventaja, es que su proceso de instalación es bastante intuitivo. Sus manuales de instrucciones permiten al propietario seguir un paso a paso para llevar a cabo el procedimiento de manera exitosa.