cámara IP

Qué es y cómo funciona una cámara IP

Una Cámara IP, tal como su nombre lo indica es una cámara que usa Internet o es de red. Se compone por una cámara y un ordenador pequeño. Esta funciona muy parecido a un ordenador y cuenta con su propia dirección IP, a través de la cual se conecta a la red sin tener que usar un ordenador como intermediario. 

Estas cámaras están siendo muy utilizadas para brindar seguridad porque muestran todo en tiempo real. Pueden emitir vídeo en tiempo real, gracias a que también poseen capacidad de almacenamiento pueden comprimir el material y enviarlo, se pueden enviar correos electrónicos con las imágenes capturadas, puede activarse con movimientos totales o parciales de imagen, cuentan con control remoto para moverse de un lado a otro y ampliar su campo visual y además, cuentan con actualizaciones automáticas. 

Estas son utilizadas como Cámaras de vigilancia exterior y traen consigo múltiples ventajas tomando en cuenta que su funcionamiento es efectivo solo cuando el servicio de Internet se encuentra activo, es decir, funcionan con el mismo protocolo de la red. 

Gracias a que cuentan con software conectado a Internet, es posible monitorear su casa o negocio de forma permanente, no obstante hay algunos factores que se deben tomar en cuenta a la hora de adquirir alguno de los modelos que se encuentran en el mercado porque por ejemplo, si la cámara IP que compra no codifica la información transmitida, entonces personas ajenas a su entorno podrían acceder al registro de la cámara. En otras palabras, podría estar comprometiendo su propia seguridad. De allí que sea tan importante conocer a fondo las prestaciones del producto.

Qué tomar en cuenta antes de comprar una cámara IP

Vamos a mencionar algunos aspectos esenciales a tomar en cuenta al momento de escoger un modelo de cámara IP.

Debe contar con una transmisión inalámbrica segura

Esta debe enviar las señales que capta al enrutador inalámbrico. Debe buscar cámaras que sean compatibles con protocolos de seguridad que estén actualizados, como por ejemplo el WPA2.

Transmisión segura con Internet

Hay que buscar una cámara que ofrezca buenos niveles de seguridad para la trasmisión de imágenes, ya que si usted se encuentra en un lugar remoto, quiere acceder a las imágenes que capta su cámara y esta no cuenta con una óptima seguridad de transmisión, la información podrá ser enviada por canales distintos al enrutador de su casa. 

Las señales de video que esta emita deben ser directas. Es importante en este caso que la cámara use un sistema SSL/TLS u otro sistema de codificación.

Que tenga opciones para autorizar a otros usuarios

Sería bueno considerar adquirir una cámara que cuenta con la opción de establecer varios niveles de acceso u otras configuraciones avanzadas. De esta manera, más de una persona puede acceder a sus funciones e incluso cambiarlas o adaptarlas de acuerdo a las necesidades del momento, como orientar el lente hacia otra dirección, ajustar el zoom, etc. 

Además, hay cámaras que también permiten limitar accesos en diferentes horarios, todo con la intención de adaptar el aparato de acuerdo a las necesidades más específicas del usuario.