jardines verticales

Jardines verticales ideales para tus espacios

Los jardines verticales son tendencia desde hace algún tiempo y ya han encontrado un nicho importante en el mercado. Son muchos los usuarios que se decantan por esta hermosa opción de decoración natural, original y de gran estilo. 

Son perfectos para el hogar, un elemento que nunca pasará desapercibido. Estas losetas de jardín vertical se pueden colocar en pared lisa y se convierten en un buen punto de contraste, bien si lo quieres en tu casa, oficina o local. En tal sentido, entra en decoandlemon.com para que veas los maravillosos modelos y estructuras que se pueden adaptar a todos los espacios imaginables. 

Algunos jardines verticales son pequeños, parecidos al tamaño de un cuadro. La diferencia se encuentra en la diversidad de plantas que se pueden elegir. Pueden ser solo ornamentales, pero también  es posible escoger aquellas que regularmente usamos para cocinar, de modo tal, de darle un segundo uso o utilidad a este tipo de jardín.   

Plantar hierbabuena, perejil o cilantro te permitirá tener esas especies  a la mano y así darle sabor a tus comidas. Además ahorrarás tiempo, ya que no tendrás que ir a la tienda a comprar nada de eso. Otra ventaja es que brindarán un rico aroma a todo el ambiente. 

Sobre su instalación

El mantenimiento de este jardín es relativamente simple, ya que se pueden cortar fácilmente las losetas o rollos de todos los modelos con un cúter o unas tijeras. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que el sistema de sujeción y riego requiere de que se cuente con cierta cantidad de espacio, ya que las plantas tienen sus raíces y necesitan sujetarse, así como también es necesario un área para introducir el agua.  

Es por tal motivo que algunos jardines verticales quedan un poco separados de la pared y, al igual que un jardín convencional, se trata de seres vivos que necesitan abono, tierra, agua y luz. Por lo que hay que revisar algunos factores y consideraciones. 

No obstante, existen otros modelos de jardín que no son precisamente verticales o se instalan en la pared, pero igualmente son una opción para contar con un jardín de interiores. Estos consisten en apilar varias jardineras con un ángulo que otorga estabilidad. Se pueden colocar varias macetas, unas sobre otras, escogiendo así el tamaño que más te guste o te convenga. 

La ventaja de este tipo de jardín es que no ocupa mucho espacio al tiempo que se convierte en un elemento focal decorativo de primer nivel. Su mantenimiento es un poco más sencillo, ya que se asemeja más a una maceta convencional. Pero, evidentemente su diseño no es tan original como el de los jardines de pared. 

Dónde podemos colocar un jardín de pared 

Cualquier lugar podrá ser idóneo para instalar un jardín de pared, la sala para recibir visitas, la cocina o el baño pueden ser ideales. Un detalle interesante de este sistema es que algunos incluyen luz propia, que de alguna manera, logra suplir la luz natural. Esto permite abrir más opciones para instalarlos, ya que no es tan vital que la habitación esté completamente iluminada. 

En las casas estos jardines son vistos como una decoración muy novedosa y original, pero también son una excelente opción decorativa para una oficina o un establecimiento comercial. En un restaurante, bar, heladería o cafetería pueden ayudar a crear un ambiente natural y minimalista.